FANDOM


Nosotros, los Cenitistas, entendemos que Cenit constituye una nueva esperanza para la humanidad entera porque encarna el sueño de una fraternidad humana y universal que se sobrepone a cualesquiera fronteras que se nos impongan siempre y cuando tumbemos antes las fronteras mentales, que son las que nos separan más efectivamente. Es a partir de esta toma de conciencia, y con el único propósito de servir a Cenit por sobre todas las cosas, que nos reunimos para fundar el Partido de la Nación Cenitense.

El Partido de la Nación Cenitense, es la vanguardia de la Nobleza cenitense en su lucha por erigirse como una Nación distinta y superior a las otras Naciones de la Tierra. Toma por ideología el Cenitismo tal y como sea autorizadamente expuesto por el fundador de nuestra Patria y defiende los intereses de Cenit por sobre todas las cosas. Combate con ardor incomparable las formas atávicas de discriminación aun vigentes –sea por motivos de raza, clase, sexo, religión o cualquier otro- y propugna la reconciliación de todos los seres humanos en una sola comunidad en donde todos sus miembros tengan asegurado el goce de la máxima libertad posible. El Partido de la Nación Cenitense es, asimismo, el heredero y el celoso guardián de los éxitos de la Revolución Aristocrática y el garante de la vigencia del Realismo –en contraste con el Virtualismo- micronacional en Cenit.

El Cenitismo propugna la maduración de la conciencia nacional cenitense así como su articulación entorno a un proyecto de Nación que tenga como fundamentos el respeto a la libertad individual y la promoción de la solidaridad humana. En consonancia con la actividad virtual en la cual esta viene desplegándose actualmente, el Cenitismo también abarca otras áreas de reflexión y de acción tales como el político, el cultural y el social sin que esto implique menoscabo alguno de las otras dimensiones del ser humano.

Teniendo en cuenta que en Cenit han aprendido a convivir juntas y en armonía personas de los más diversos orígenes y opiniones y que juntas, hombro con hombro, han sacado adelante una cultura común, demandamos el reconocimiento de Cenit como una Nación al interior de Pasárgada con todas las prerrogativas que esto implica. A este componente del Cenitismo lo denominamos cantonal-nacionalismo.

Cenit tiene una identidad cultural nítida y valiosa informada en torno a una concepción medievalista de la sociedad en todos sus aspectos, pero matizada innovadoramente con algunos elementos propios del liberalismo como la igualdad de los Nobles antes la Ley, la existencia de una Constitución, la regularidad de las elecciones y la interpretación del Estado como promotor y regulador, pero no como director de la vida económica y social del cantón. A este componente del Cenitismo lo denominamos liberal-feudalismo.

Pero Cenit no existe en el aire. Cenit se sostiene externamente y se articula internamente en función del ordenamiento jurídico actualmente vigente, con especial preponderancia de la Constitución comunitaria y la Constitución cantonal. Considerando que la defensa del orden legal es una garantía indispensable para la convivencia civilizada de todos los pasárgados, respetamos y defendemos de forma irrestricta ambas Constituciones. A este componente del Cenitismo lo denominamos constitucionalismo.

Y así, juntando nuestros corazones en torno a Cenit y disponiéndonos a trabajar guiados por las líneas maestras del Cenitismo, declaramos oficialmente fundado el Partido de la Nación Cenitense. ¡Viva Cenit!

O conteúdo da comunidade está disponível sob CC-BY-SA salvo indicação em contrário.